CERTIFICACIÓN ISO 9001:2015

Con el propósito de garantizar la continua mejora de nuestros procedimientos y productos, y gracias al compromiso de nuestro talentoso equipo, así como a la excelencia de los insumos y la ejecución de proyectos sólidos, hemos logrado la destacada certificación ISO 9001:2015.

Este reconocimiento respalda nuestros rigurosos estándares operativos, enriqueciendo los procesos de nuestra organización en beneficio de toda nuestra comunidad.

Este certificado proporciona una mayor confiabilidad y respaldo a los clientes que optan por nuestros productos, ya que confirma nuestra capacidad para atender las necesidades de diversas actividades, de acuerdo con lo establecido en la certificación.

CERTIFICACIÓN CESMEC

Acma S.A. es titular de la Marca de conformidad Cesmec (Modelo ISO casco 5) desde el 01 de marzo del 2004.

El sistema de certificación aplicado, respalda que los productos han sido sometidos a un sistema de control de calidad aprobado y auditado periódicamente por Cesmec y cuyo propósito es asegurar la conformidad de los productos con los requisitos establecidos por las Normas aplicable.

CERTIFICACIÓN LEED®

LEED® es el acrónimo para Leadership in Energy and Environmental Design (Liderazgo en Energía y Diseño Medioambiental). Es un Programa de Certificación voluntario y consensuado para Edificación Sustentable , que reconoce las mejores estrategias y prácticas de construcción.

El objetivo de esta Certificaciones, mejorar la forma de diseñar, construir, operar y mantener nuestros productos con miras a disminuir los impactos ambientales resultantes durante su ciclo de vida y a obtener espacios más saludables, seguros y confortables para nuestros clientes y trabajadores en tanto se disminuyen los costos asociados a la fase de uso de distintos tipos de proyectos arquitectónicos.

A partir del cumplimiento de los diferentes parámetros y requerimientos de la Certificación LEED, se logran los siguientes beneficios:

DISMINUIR los costos de operación y mantenimiento, al tiempo que se incrementa el valor del inmueble.
REDUCIR la cantidad de residuos que se envían a vertederos.
MEJORAR el desempeño energético del edificio, ahorrando energía y agua.
GENERAR ambientes interiores más saludables y confortables para sus ocupantes.
REDUCIR las emisiones de gases de efecto invernadero.